parallax

Pisos de banco en Cartagena zona El Llano del Beal (47)

Local en venta en Cartagena de 100 m²

Mendez Y Pelayo Ref. 705711

superficie 100 m², Segunda mano

128.100€
  • 100 m²

A 100m | ¡¡Ha bajado 12.800,00 €!!

Otros en venta en Cartagena de 20000 m²

P.P. Sector Sg Ref. 622272

Cartagineses y romanos ya se interesaron por este enclave marítimo, de cuyo nombre latino, Cartago Nova, proviene su denominación actual. Cartagena también estuvo bajo dominación árabe hasta que Fernando III el Santo la reconquistó y la incorporó al reino de Castilla. Su puerto tuvo gran importancia en la Guerra de Sucesión y en la Guerra de la Independencia. Muralla del Mar El rico legado cartagenero se extiende a orillas de su puerto deportivo. La Muralla del Mar, mandada construir por Carlos III (s. XVIII), delimita el casco antiguo. De cara al Mediterráneo se sitúan dos elementos claramente relacionados con el mar: el prototipo del submarino del inventor cartagenero Isaac Peral y el Museo Nacional de Arqueología Marítima. Este museo, en el dique de Navidad, también acoge al Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas. A través de sus hallazgos podemos conocer aspectos sobre la construcción naval, el comercio y la navegación desarrollados en la Antigüedad. La entrada al casco urbano la domina el Palacio Consistorial o Ayuntamiento, una joya de la arquitectura modernista de principios del siglo XX. Camino del Parque Torres (detrás de la Muralla del Mar) se encuentra la Catedral Vieja. Se trata del templo más antiguo de Cartagena (s. XIII), cuyos restos se conservan sobre el graderío de un Teatro Romano descubierto en 1987. Esta construcción data del siglo I a. C. y es uno de los más importantes de España junto con el de Mérida. Muchas de las piezas halladas en este yacimiento se pueden contemplar en el Museo Arqueológico Municipal, como aras, relieves y esculturas. Del esplendor romano de la ciudad también son buenas muestras los restos del Anfiteatro (en la Plaza de Toros), la Zona Arqueológica el Molinete, la Columnata de la Morería Baja y la Muralla Bizantina, que a pesar de este nombre es también romana. En el Parque Torres se alza el Castillo de la Concepción. Elevado sobre un cerro, ha sido fortaleza de cartagineses, romanos, visigodos, árabes y castellanos. Para conocer la arquitectura modernista de Cartagena se debe recorrer la calle Mayor, que parte de la Plaza del Ayuntamiento, y sus aledaños. Aquí se dan cita las Casas Cervantes y Llagostera, obras del arquitecto cartagenero Victor Beltrí, cuyos elementos característicos son miradores, trabajos en hierro y relieves de bronce de figuras alegóricas. Otros edificios representativos de esta corriente artística son los del Casino, el Gran Hotel, la Estación de Tren, y las Casas Maestre y Dorda. Monumentos elegantes y burgueses que nos hablan del desarrollo económico de la zona a finales del siglo XIX y principios del XX, basado en la minería y en la industria. Más aristocráticos son los palacios de Aguirre y Pedreño, de estilo modernista el uno y neoclásico el otro. Museo Naval Adosado al casco histórico amurallado se encuentra el Arsenal Militar, concluido bajo el reinado del Carlos III. En sus murallas se encuentra la única puerta de entrada que aún se conserva en la ciudad. Relacionado también con la historia de Cartagena se puede visitar el Museo Naval, en los límites de la ciudad moderna. Aquí se muestran instrumentos de navegación de las antiguas embarcaciones, mapas y cartas de navegación, al lado de maquetas de todo tipo de navíos. Merece la pena visitar también el barrio pesquero de Santa Lucía. La variedad paisajística de la Región de Murcia enriquece una mesa donde se dan la mano productos de la huerta, del mar y del interior. En Cartagena, sin duda, mandan los salazones, pescados, calderos y paellas. Las abundantes salinas del Mediterráneo son empleadas a la hora de elaborar los salazones (sobre todo de atún, caballa o melva) y los pescados a la sal, como la dorada. Los calderos de mújol, rape, mero... son acompañados de arroz, que se cuece en su mismo caldo, y se acompaña de ali-oli. El pan de higos es una especialidad de la región y el ?asiático?, propio de Cartagena ?alegra? el café con leche condensada, coñac y canela. Para degustar las diferentes cocinas murcianas habrá que dirigirse al noroeste para visitar la Sierra de Moratalla, Caravaca de la Cruz y Calasparra, cuyo arroz es el único en España con Denominación de Origen. Sin duda, este será el producto principal de una larga lista de recetas, como el arroz con caracoles o en potaje con apio y pavo. La Vega del Segura conduce a poblaciones como Cieza, Archena (con su balneario) o Molina del Segura (con un importante campo de golf), lugares donde los espárragos trigueros, el potaje de acelgas y el conejo con castañas son algunos de sus manjares. En el Altiplano murciano (al norte) se pueden visitar las villas monumentales de Jumilla y Yecla. Ciudades que cuentan, además, con vinos con Denominación de Origen propias. Los gazpachos y las legumbres acompañan aquí a platos de caza. La zona de huerta nos ofrece multitud de hortaliza y frutas, que combinan a la perfección son sus excelentes embutidos. El Parador de Turismo de Puerto Lumbreras, y las poblaciones de la Costa Cálida (Águilas, Mazarrón, San Pedro del Pinatar...) aúnan interesante legados monumentales, con excepcionales instalaciones náuticas, playas y una exquisita gastronomía.

2.147.483.647€
  • 20000 m²

A 380m

Local en venta en Cartagena de 107 m²

Calle Principe de Asturias Ref. 672825

Cartagineses y romanos ya se interesaron por este enclave marítimo, de cuyo nombre latino, Cartago Nova, proviene su denominación actual. Cartagena también estuvo bajo dominación árabe hasta que Fernando III el Santo la reconquistó y la incorporó al reino de Castilla. Su puerto tuvo gran importancia en la Guerra de Sucesión y en la Guerra de la Independencia. Muralla del Mar El rico legado cartagenero se extiende a orillas de su puerto deportivo. La Muralla del Mar, mandada construir por Carlos III (s. XVIII), delimita el casco antiguo. De cara al Mediterráneo se sitúan dos elementos claramente relacionados con el mar: el prototipo del submarino del inventor cartagenero Isaac Peral y el Museo Nacional de Arqueología Marítima. Este museo, en el dique de Navidad, también acoge al Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas. A través de sus hallazgos podemos conocer aspectos sobre la construcción naval, el comercio y la navegación desarrollados en la Antigüedad. La entrada al casco urbano la domina el Palacio Consistorial o Ayuntamiento, una joya de la arquitectura modernista de principios del siglo XX. Camino del Parque Torres (detrás de la Muralla del Mar) se encuentra la Catedral Vieja. Se trata del templo más antiguo de Cartagena (s. XIII), cuyos restos se conservan sobre el graderío de un Teatro Romano descubierto en 1987. Esta construcción data del siglo I a. C. y es uno de los más importantes de España junto con el de Mérida. Muchas de las piezas halladas en este yacimiento se pueden contemplar en el Museo Arqueológico Municipal, como aras, relieves y esculturas. Del esplendor romano de la ciudad también son buenas muestras los restos del Anfiteatro (en la Plaza de Toros), la Zona Arqueológica el Molinete, la Columnata de la Morería Baja y la Muralla Bizantina, que a pesar de este nombre es también romana. En el Parque Torres se alza el Castillo de la Concepción. Elevado sobre un cerro, ha sido fortaleza de cartagineses, romanos, visigodos, árabes y castellanos. Para conocer la arquitectura modernista de Cartagena se debe recorrer la calle Mayor, que parte de la Plaza del Ayuntamiento, y sus aledaños. Aquí se dan cita las Casas Cervantes y Llagostera, obras del arquitecto cartagenero Victor Beltrí, cuyos elementos característicos son miradores, trabajos en hierro y relieves de bronce de figuras alegóricas. Otros edificios representativos de esta corriente artística son los del Casino, el Gran Hotel, la Estación de Tren, y las Casas Maestre y Dorda. Monumentos elegantes y burgueses que nos hablan del desarrollo económico de la zona a finales del siglo XIX y principios del XX, basado en la minería y en la industria. Más aristocráticos son los palacios de Aguirre y Pedreño, de estilo modernista el uno y neoclásico el otro. Museo Naval Adosado al casco histórico amurallado se encuentra el Arsenal Militar, concluido bajo el reinado del Carlos III. En sus murallas se encuentra la única puerta de entrada que aún se conserva en la ciudad. Relacionado también con la historia de Cartagena se puede visitar el Museo Naval, en los límites de la ciudad moderna. Aquí se muestran instrumentos de navegación de las antiguas embarcaciones, mapas y cartas de navegación, al lado de maquetas de todo tipo de navíos. Merece la pena visitar también el barrio pesquero de Santa Lucía. La variedad paisajística de la Región de Murcia enriquece una mesa donde se dan la mano productos de la huerta, del mar y del interior. En Cartagena, sin duda, mandan los salazones, pescados, calderos y paellas. Las abundantes salinas del Mediterráneo son empleadas a la hora de elaborar los salazones (sobre todo de atún, caballa o melva) y los pescados a la sal, como la dorada. Los calderos de mújol, rape, mero... son acompañados de arroz, que se cuece en su mismo caldo, y se acompaña de ali-oli. El pan de higos es una especialidad de la región y el ?asiático?, propio de Cartagena ?alegra? el café con leche condensada, coñac y canela. Para degustar las diferentes cocinas murcianas habrá que dirigirse al noroeste para visitar la Sierra de Moratalla, Caravaca de la Cruz y Calasparra, cuyo arroz es el único en España con Denominación de Origen. Sin duda, este será el producto principal de una larga lista de recetas, como el arroz con caracoles o en potaje con apio y pavo. La Vega del Segura conduce a poblaciones como Cieza, Archena (con su balneario) o Molina del Segura (con un importante campo de golf), lugares donde los espárragos trigueros, el potaje de acelgas y el conejo con castañas son algunos de sus manjares. En el Altiplano murciano (al norte) se pueden visitar las villas monumentales de Jumilla y Yecla. Ciudades que cuentan, además, con vinos con Denominación de Origen propias. Los gazpachos y las legumbres acompañan aquí a platos de caza. La zona de huerta nos ofrece multitud de hortaliza y frutas, que combinan a la perfección son sus excelentes embutidos. El Parador de Turismo de Puerto Lumbreras, y las poblaciones de la Costa Cálida (Águilas, Mazarrón, San Pedro del Pinatar...) aúnan interesante legados monumentales, con excepcionales instalaciones náuticas, playas y una exquisita gastronomía.

156.600€
  • 107 m²

A 390m | ¡¡Ha bajado 8.200,00 €!!

Local en venta en Cartagena de 144 m²

c. peroniño Ref. 516811

superficie 144 m², Segunda mano, Ascensor, Garaje

72.400€
  • 144 m²
  • Ascensor
  • Garaje

A 450m | ¡¡Ha bajado 4.100,00 €!!

Local en venta en Cartagena de 144 m²

c. juan fernandez Ref. 750122

-

160.000€
  • 144 m²

A 460m

Otros en venta en Murcia

Calle Mediterraneo Con Angel Ref. 528064

El inmueble (SOLAR) se encuentra situado en el municipio de MURCIA (MURCIA).

317.900€

    A 580m | ¡¡Ha bajado 50.600,00 €!!

    Local en venta en Cartagena de 235 m²

    paseo alfonso xiii Ref. 557091

    superficie 235 m², 1 baño, Segunda mano

    925.200€
    • 235 m²
    • 1 bañ.

    A 630m

    Otros en venta en Cartagena de 86 m²

    c. honda... Ref. 711762

    Suelo Urbano ubicado en el centro de la localidad, a escasos 5 minutos a pie del Teatro Romano de Cartagena y a 180 metros del Ayuntamiento Cartagena. Bien comunicado con transporte público y la N-332.

    49.500€
    • 86 m²

    A 640m | ¡¡Ha bajado 7.300,00 €!!

    Local en venta en Cartagena de 125 m²

    Calle Mayor Ref. 581071

    Cartagineses y romanos ya se interesaron por este enclave marítimo, de cuyo nombre latino, Cartago Nova, proviene su denominación actual. Cartagena también estuvo bajo dominación árabe hasta que Fernando III el Santo la reconquistó y la incorporó al reino de Castilla. Su puerto tuvo gran importancia en la Guerra de Sucesión y en la Guerra de la Independencia. Muralla del Mar El rico legado cartagenero se extiende a orillas de su puerto deportivo. La Muralla del Mar, mandada construir por Carlos III (s. XVIII), delimita el casco antiguo. De cara al Mediterráneo se sitúan dos elementos claramente relacionados con el mar: el prototipo del submarino del inventor cartagenero Isaac Peral y el Museo Nacional de Arqueología Marítima. Este museo, en el dique de Navidad, también acoge al Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas. A través de sus hallazgos podemos conocer aspectos sobre la construcción naval, el comercio y la navegación desarrollados en la Antigüedad. La entrada al casco urbano la domina el Palacio Consistorial o Ayuntamiento, una joya de la arquitectura modernista de principios del siglo XX. Camino del Parque Torres (detrás de la Muralla del Mar) se encuentra la Catedral Vieja. Se trata del templo más antiguo de Cartagena (s. XIII), cuyos restos se conservan sobre el graderío de un Teatro Romano descubierto en 1987. Esta construcción data del siglo I a. C. y es uno de los más importantes de España junto con el de Mérida. Muchas de las piezas halladas en este yacimiento se pueden contemplar en el Museo Arqueológico Municipal, como aras, relieves y esculturas. Del esplendor romano de la ciudad también son buenas muestras los restos del Anfiteatro (en la Plaza de Toros), la Zona Arqueológica el Molinete, la Columnata de la Morería Baja y la Muralla Bizantina, que a pesar de este nombre es también romana. En el Parque Torres se alza el Castillo de la Concepción. Elevado sobre un cerro, ha sido fortaleza de cartagineses, romanos, visigodos, árabes y castellanos. Para conocer la arquitectura modernista de Cartagena se debe recorrer la calle Mayor, que parte de la Plaza del Ayuntamiento, y sus aledaños. Aquí se dan cita las Casas Cervantes y Llagostera, obras del arquitecto cartagenero Victor Beltrí, cuyos elementos característicos son miradores, trabajos en hierro y relieves de bronce de figuras alegóricas. Otros edificios representativos de esta corriente artística son los del Casino, el Gran Hotel, la Estación de Tren, y las Casas Maestre y Dorda. Monumentos elegantes y burgueses que nos hablan del desarrollo económico de la zona a finales del siglo XIX y principios del XX, basado en la minería y en la industria. Más aristocráticos son los palacios de Aguirre y Pedreño, de estilo modernista el uno y neoclásico el otro. Museo Naval Adosado al casco histórico amurallado se encuentra el Arsenal Militar, concluido bajo el reinado del Carlos III. En sus murallas se encuentra la única puerta de entrada que aún se conserva en la ciudad. Relacionado también con la historia de Cartagena se puede visitar el Museo Naval, en los límites de la ciudad moderna. Aquí se muestran instrumentos de navegación de las antiguas embarcaciones, mapas y cartas de navegación, al lado de maquetas de todo tipo de navíos. Merece la pena visitar también el barrio pesquero de Santa Lucía. La variedad paisajística de la Región de Murcia enriquece una mesa donde se dan la mano productos de la huerta, del mar y del interior. En Cartagena, sin duda, mandan los salazones, pescados, calderos y paellas. Las abundantes salinas del Mediterráneo son empleadas a la hora de elaborar los salazones (sobre todo de atún, caballa o melva) y los pescados a la sal, como la dorada. Los calderos de mújol, rape, mero... son acompañados de arroz, que se cuece en su mismo caldo, y se acompaña de ali-oli. El pan de higos es una especialidad de la región y el ?asiático?, propio de Cartagena ?alegra? el café con leche condensada, coñac y canela. Para degustar las diferentes cocinas murcianas habrá que dirigirse al noroeste para visitar la Sierra de Moratalla, Caravaca de la Cruz y Calasparra, cuyo arroz es el único en España con Denominación de Origen. Sin duda, este será el producto principal de una larga lista de recetas, como el arroz con caracoles o en potaje con apio y pavo. La Vega del Segura conduce a poblaciones como Cieza, Archena (con su balneario) o Molina del Segura (con un importante campo de golf), lugares donde los espárragos trigueros, el potaje de acelgas y el conejo con castañas son algunos de sus manjares. En el Altiplano murciano (al norte) se pueden visitar las villas monumentales de Jumilla y Yecla. Ciudades que cuentan, además, con vinos con Denominación de Origen propias. Los gazpachos y las legumbres acompañan aquí a platos de caza. La zona de huerta nos ofrece multitud de hortaliza y frutas, que combinan a la perfección son sus excelentes embutidos. El Parador de Turismo de Puerto Lumbreras, y las poblaciones de la Costa Cálida (Águilas, Mazarrón, San Pedro del Pinatar...) aúnan interesante legados monumentales, con excepcionales instalaciones náuticas, playas y una exquisita gastronomía.

    121.500€
    • 125 m²

    A 730m | ¡¡Ha bajado 21.354,00 €!!

    Otros en venta en Murcia

    Calle Mayor Ref. 626893

    El inmueble (SOLAR) se encuentra situado en el municipio de MURCIA (MURCIA).

    72.600€

      A 730m | ¡¡Ha bajado 13.100,00 €!!

      Otros en venta en Murcia de 130 m²

      c. mayor Ref. 553544

      1 solar de 134 m2. Uso mayoritario residencial, de 551 m2 de edificabilidad total, y con un máximo de 10 viviendas.

      80.800€
      • 130 m²

      A 780m | ¡¡Ha bajado 4.700,00 €!!

      Garaje en venta en Cartagena de 12 m²

      Calle Tierno Galván Ref. 307715

      superficie 12 m², Ascensor, Garaje

      14.200€
      • 12 m²
      • Ascensor
      • Garaje

      A 790m | ¡¡Ha bajado 3.521,00 €!!

      Filtrar viviendas
      Compartir:
      Redes sociales